Apostoli della Divina Misericordia

Sito della Associazione Apostoli della Divina Misericordia con Maria Regina della Pace O.N.L.U.S.

facebook

Apostoli della Divina Misericordia con Maria Regina della pace

Mensaje, 25. marzo 2022

 

Mensaje del 2 de abril de 2013
“Queridos hijos, los invito a ser en el espíritu una sola cosa con mi Hijo. Los invito, para que, a través de la oración y de la Santa Misa, cuando mi Hijo se une de manera especial a ustedes, procuren ser como Él: para que estén siempre dispuestos como Él a cumplir la voluntad de Dios, y no pedir que se realice la de ustedes. Porque, hijos míos, por la voluntad de Dios son y existen, pero sin la voluntad de Dios, no son nada. Yo, como Madre, les pido que con vuestra vida hablen de la gloria de Dios, porque de esa forma también se glorificarán a sí mismos, según Su voluntad. Muestren humildad a todos, y amor hacia el prójimo. Por medio de esa humildad y de ese amor, mi Hijo los ha salvado y les ha abierto el camino hacia el Padre Celestial. Les ruego que abran el camino al Padre Celestial a todos aquellos que no Lo han conocido y no han abierto a Su amor el propio corazón. Con vuestra vida abran el camino a todos aquellos que todavía divagan en busca de la verdad. Hijos míos, sean mis apóstoles que no viven en vano. No olviden que ustedes vendrán ante el Padre Celestial y le hablarán de ustedes. ¡Estén preparados! Nuevamente les advierto: oren por aquellos que mi Hijo ha llamado, les ha bendecido sus manos y los ha donado a ustedes. Oren, oren, oren por sus pastores. Les agradezco.”

 

"¡Queridos hijos! Escucho su clamor y sus oraciones por la paz. Durante años, Satanás ha estado luchando en favor de la guerra. Por eso Dios me ha enviado entre ustedes: para conducirlos por el camino de la santidad, porque la humanidad se encuentra en una encrucijada. Los invito a regresar a Dios y a sus Mandamientos, para que estén bien en la tierra y para que salgan de esta crisis en la que han entrado por no escuchar a Dios que los ama y quiere salvarlos, y llevarlos a una vida nueva. Gracias por haber respondido a mi llamado."

artículos recientes:

CARTA DE NAVIDAD

CARTA DE NAVIDAD

ROMA - UDIENZA DEL SANTO PADRE

27 Novembre 2013 - Fotogallery

10^ Perla di Luce - VERITA'

10^ Perla di Luce - VERITA'

9^ Perla di Luce - PREGHIERA

9^ Perla di Luce - PREGHIERA

DECLARATIO del Santo Padre

DECLARATIO del Santo Padre
Diretta VideoDiretta Video:
Vedi a tutto schermo »

Messaggi:

Mensaje, 25. mayo 2022

"¡Queridos hijos! Los miro y doy gracias a Dios por cada uno de ustedes, porque Él me ha permitido estar todavía con ustedes, para animarlos a la santidad. Hijitos, la paz está deteriorada y Satanás quiere la tribulación. Por lo tanto, que su oración sea aún más fuerte a fin de que todo espíritu impuro de división y de guerra sea silenciado. Sean constructores de paz y portadores de la alegría del Resucitado en ustedes y a su alrededor, para que el bien triunfe en cada hombre. Gracias por haber respondido a mi llamado."

continua »

Mensaje, 25. abril 2022

"¡Queridos hijos! "Los miro y veo que están perdidos. Por eso los invito a todos: regresen a Dios, regresen a la oración y el Espíritu Santo los colmará de Su amor que da alegría al corazón. La esperanza crecerá en ustedes y en un futuro mejor, y se convertirán en testigos gozosos de la misericordia de Dios en ustedes y a su alrededor. Gracias por haber respondido a mi llamado."

continua »
Mensaje, 2 de marzo de 2020 “Queridos hijos: vuestro amor puro y sincero atrae mi corazón materno. Vuestra fe y confianza en el Padre Celestial son rosas fragantes que me ofrecéis: el ramo de rosas más hermoso, compuesto de vuestras oraciones, de obras de...
Mensaje, 2 de febrero de 2020 “Queridos hijos, por obra de la decisión y del amor de Dios, he sido elegida para ser la Madre de Dios y la Madre vuestra. Pero también por mi voluntad y por mi amor ilimitado hacia el Padre Celestial y mi completa confianza en Él,...
  Mensaje, 2 de enero de 2020 “Queridos hijos, sé que estoy presente en vuestras vidas y en vuestros corazones. Siento vuestro amor, escucho vuestras oraciones y las dirijo a mi Hijo. Pero, hijos míos, mediante mi amor maternal, yo deseo estar en la vida de todos...