Apostoli della Divina Misericordia

Sito della Associazione Apostoli della Divina Misericordia con Maria Regina della Pace O.N.L.U.S.

facebook

Apostoli della Divina Misericordia con Maria Regina della pace

Bienvenida

Querido amigo, paz y bien.

La realización de este sitio nace de la exigencia de dar un pequeño contributo a la difusión del culto a la Divina Misericordia: tener confianza en la infinita bondad de Dios y cumplir obras de misericordia hacia el prójimo.

 

Esta es la misión que Jesús ha confiado a Santa Faustina Kowalska: difunfir el mensaje de la Divina Misericordia al mundo entero.

 

Espero que el “navegar” en este sitio pueda ser de ayuda en tu crecimiento espiritual y te ayude a comprender mejor el «abismo» de Su Misericordia.

 

El Señor te bendiga, te custodie y te muestre su rostro misericordioso!.

  

La asociación "Apóstoles de la Divina Misericordia con María Reina de la Paz"
ha sido reconocida como una asociación privada de fieles, de conformidad con el Código de Derecho Canónico.

 

Decreto de reconocimiento 

 

La asociación no ha autorizado a una persona para tener dinero y preguntar si alguien había recibido las solicitudes, por favor infórmenos fuertemente por correo electrónico.

 

 

 

 

 

artículos recientes:

CARTA DE NAVIDAD

CARTA DE NAVIDAD

ROMA - UDIENZA DEL SANTO PADRE

27 Novembre 2013 - Fotogallery

10^ Perla di Luce - VERITA'

10^ Perla di Luce - VERITA'

9^ Perla di Luce - PREGHIERA

9^ Perla di Luce - PREGHIERA

DECLARATIO del Santo Padre

DECLARATIO del Santo Padre
Diretta VideoDiretta Video:
Vedi a tutto schermo »

Messaggi:

Mensaje, 2 de noviembre de 2019

“Queridos hijos: mi Hijo amado siempre ha orado y glorificado al Padre Celestial. Siempre le ha dicho todo a Él y ha confiado en Su voluntad. Es lo que vosotros, hijos míos, también deberíais hacer, porque el Padre Celestial siempre escucha a sus hijos. Un corazón en un corazón – amor, luz y vida. El Padre Celestial se ha dado mediante un rostro humano, y ese rostro es el rostro de mi Hijo. Vosotros, apóstoles de mi amor, siempre deberíais llevar el rostro de mi Hijo en vuestros corazones y en vuestros pensamientos. Siempre deberíais pensar en Su amor y en Su sacrificio. Deberíais orar de manera que siempre sintáis Su presencia, porque, apóstoles de mi amor, esa es la forma de ayudar a todos aquellos que no conocen a Mi Hijo, que no han conocido Su amor. Hijos míos, leed el Libro del Evangelio que siempre es algo nuevo. Es lo que os une a mi Hijo quien nació para llevar palabras de vida a todos mis hijos y para sacrificarse por todos. Apóstoles de mi amor, guiados por el amor a mi Hijo, llevad amor y paz a todos vuestros hermanos. No juzguéis a nadie. Amad a cada uno mediante el amor de mi Hijo. De esta manera, estaréis cuidando vuestra alma: es lo más precioso que os pertenece verdaderamente. Os doy las gracias. ”

continua »

Mensaje, 25. octubre 2019

“Queridos hijos! Hoy los invito a la oración. Que la oración sea un bálsamo para su alma, porque el fruto de la oración es la alegría, es dar, es testimoniar a Dios a los demás a través de sus vidas. Hijitos, al entregarse ustedes totalmente a Dios, Él se ocupará de todo y los bendecirá, y sus sacrificios tendrán sentido. Estoy con ustedes y los bendigo a todos con mi bendición maternal. Gracias por haber respondido a mi llamado."

continua »
Mensaje, 2 de noviembre de 2019 “Queridos hijos: mi Hijo amado siempre ha orado y glorificado al Padre Celestial. Siempre le ha dicho todo a Él y ha confiado en Su voluntad. Es lo que vosotros, hijos míos, también deberíais hacer, porque el Padre Celestial...
Mensaje, 2 de octubre de 2019 “Queridos hijos: la voluntad y el amor del Padre Celestial hacen que yo esté aquí, en medio de vosotros, para ayudaros con amor maternal al crecimiento de la fe en vuestro corazón, para que podáis comprender verdaderamente el...
Mensaje, 2 de septiembre de 2019 “Queridos hijos: ¡Oren! Recen el Rosario cada día, esa corona de flores que me enlaza directamente, como Madre, con sus dolores, sufrimientos, deseos y esperanzas. Apóstoles de mi amor, estoy con ustedes por la gracia y el amor de...